domingo, 26 de octubre de 2008

Dijo un señor ministro allá en mi país, que nos estábamos volviendo un poquito "tropicales" al referirse a la manera -según él- exagerada, en que la prensa cubrió una determinada noticia:

y si de verdad nos pusiéramos un poco tropicales? y nos quitáramos de una vez la corbata con que tratamos de aparentar algo que no somos y si fuésemos capaces de soltarnos el botón de la chaqueta y aprender a andar por la vida de guayabera.

Y si en vez de quejarnos cada día por nuestra mala suerte aprendiéramos a celebrar la vida, a disfrutar de una tarde bajo las palmeras, a hacerle las cosas más fáciles a los demás. y de paso a nosotros mismos.


O quizás podríamos tener un carnaval donde dejar nuestras penas y salir renovados a enfrentar cada nuevo año.

O podríamos construir edificios nuevos en medio de la nada y crear una nueva ciudad que llene al mundo de admiración.


También podríamos aprender a convivir con gente que hable otros idiomas, piense diferente o tenga la piel más oscura.
Quizás deberíamos aprender a disfrutar de los detalles, a no necesitar un "mall" para ser felices, a mirar a nuestro alrededor con gratitud y humildad.

20 comentarios:

L Mery dijo...

Pame, ni idea quien haya dicho eso hoy (ademas en elecciones cualquiera sale con cualquier cosa) solo se que me muero de ganas de tener un poquito de ese sol tropical templando mi corazoncito y avivando mi sonrisa....

Angélica dijo...

Jajaja, Pamelita, yo lo escuché y me pareció que talvez la palabra que utilizó, recuerda que en vivo hablamos no más y decimos cualquier cosa, entonces mal empleó el término, yo creo que quizo decir que era mucha parafernalia para una cosa tan simple. Hasta a mí me pareció que le pusieron mucho. Mire que traer un preso fue como si viniera un Presidente de otro país, eso me parece demasiado. La prensa en Chile le pone mucho a las cosas y los efectivos destinados a custodiar al pedófilo también le pusieron.

Comparto contigo que sería rico ser un poco más tropicales para mirar la vida de forma más sana, más liviana y disfrutar de lo que verdaderamente importa.

Un beso querida amiga.

Común dijo...

Hola!!!!!!!!

Síiiiiiiiiiii, voto por lo que decís, seriamos mucho más felices, somos quejones los seres humanos..........siempre viendo lo peor.

Ven festejemos con un asado en nuestra casa, con los nuevos amigos de la cibernética.

Un besote y abrazo de oso.

Ulysses dijo...

No le veo nada de malo a un poco de tropicalismo, asi se nos contagia un poco la alegría, y no no s ponemos tran graves. Saludos

galatea dijo...

Comparto plenamente tu comentario, lo aprendí con la primera salida del país, y lo volví a vivir en el 2º, 3er, 4º.. viaje!!! Seremos nosotros, los chilenos, los únicos diferentes?... mal llamados los ingleses de américa?... cómo echo de menos entrar en short al banco, el "PURA VIDA"... CORBATA PARA EL CABALLERO, CARTERA Y TACOS ALTOS PARA LA SEÑORA!....

A quién se le ocurrió lo de "ingleses de América"?... grrrrr

Cariños y "pura vida"
Galatea.

morenocris dijo...

Ô vidão!... rsrs

Beijos, Pame querida.

Marcelo dijo...

Sí. Me quiero sacar la corbata y tirarme al sol en una playa baiana. Seguro que los mismos problemas que tengo acá, allá se verían distintos. Viva la Verdad Tropical

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Los politicos tienen que tener cuidado con su vocabulario y manera de expresarse para no caer en la ignorancia y prejuicios...

Cual es el problema con los paises tropicales chico !(se debe de leer con accento caribenio :) )

Me voy a bailar un cha-cha-cha!
Besos

Caminarsingluten dijo...

¡Hola Pamela! pasamos por aquí para agradecerte los comentarios en nuestro "blog desconectado" ahora que teníamos un momento, y para disfrutar del tuyo y todo lo que dices en él.

Besotes.

Ana y Víctor

El Guanaco Volador dijo...

Hola Pamela, un gusto leerte.

Dos grandes abrazos y cuatro besos

Matvi. dijo...

Lo del ministro se refirió a una caricatura del tropicalismo. Un alto funcionario no puede ser peyorativo. Como hablar p. ej. de "repúblicas bananeras".

arawaco dijo...

Quizás deberíamos hacerlo.

esteban lob dijo...

Hola Pamela:

Siempre me ha parecido despectivo cuando consideramos algo que nos parece exagerado como "tropical", o como dice más arriba Matvi, propio de " repúblicas bananeras".

¿Qué nos creemos?
Con ese criterio, en los países tropicales tendrían motivos para calificar nuestro modo de ser como fome y desabrido.

Cariños.

Ulysses dijo...

A Gabriela Mistral le gustaba todo en Punta Arenas, menos el frío. Pero tuvo que partir de nuevo. El 30 de Marzo de 1920 hizo entrega de su cargo, y el 5 de Abril se embarcó en el vapor Orcoma. saludos amiga

Roxi dijo...

Que linda tu entrada, te la agredezco tanto de corazón.

Me cargó cuando el sr ministro empaquetado, usó de manera peyorativa el término tropical.

Mi mamá es nacida y criada en el trópico, en la humedad y la alegría de la mitad del mundo, y me encanta esa energía, esa celebración constante de la vida, esa humildad, esa entrega, esa forma lúdica de enfrentar todo.

Creo haber heredado parte de eso, y son los aspectos positivos que más valoro de mi personalidad.

Ojalá nos pongamos todos cada día mas tropicales y aprendamos a respetar y admirar lo diferente en vez que usarlo como un adjetivo descriptivo para descalificar.

Que mala manera de expresarse, de nuestras autoridades, que se supone tienen educación y criterio ... La elite que nos guía ...

Si el señor Edmundo Pérez Yoma quería decir que el despliegue de seguridad y la cobertura mediática de Zacarach le parecía EXCESIVA, podría haber usado esa palabra o el montón de sinónimos que existen para el término. ¿cómo tan poco dominio del lenguaje?

El mismo debiera ponerse más tropical y ser más feliz. Y bueno un ratito de lectura diaria o un diccionario a mano, no le vendrían mal tampoco.

Abrazo grande y fuerte !!!!

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!

Que pases un buen fin de semana...........

Un besote y abrazo de oso.

Gregorio Luri dijo...

Le devuelvo la visita, doña Pamela, y con su permiso me doy na vueltecita por su casa, a admirar sus suelos, muebles y artesonados.

Clarice Baricco dijo...

Me agradó el texto mencionado y ojalá realmente pudíeramos ser màs tropicales.

Besos linda.

hugo dijo...

¡Me cago ché! Al ministro ese años de tonteras lo volvieron tonto. Además cada vez que lo veo, veo a un mono bajando de un árbol. Son lindos los monos cuando son monos. Feos los ministros cuando se parecen a los monos.
Saludos Pamela.


hugo

Goathemala dijo...

Político tenía que ser. Que raro sería lo contrario. Aquí en ocasiones dicen que nos convertimos en república bananera.

En fin, ellos mismos despliegan sus prejuicios. Muy bien contestado.

Saludos.