domingo, 9 de agosto de 2009

Infancia


Hace unos días recibí una hermosa carta desde el pasado: alguien con quien compartí aulas y juegos allá lejos, en la infancia junto al Estrecho de Magallanes me ha hecho volver en la memoria y de esos recuerdos nació esta especie de poema.

De la infancia me traje la nostalgia,

Los huesos de ballenas en los patios,

Los vestigios tristes de una raza noble

Extinguida con estricnina y balas.

La mar de fondo

El viento

La nieve silenciosa

Los pañuelos

Las mujeres dulces

 tras las carrozas

De caballos enlutados

El viento antártico

Las nubes solas

Los oscuros petreles

Los barcos varados

En el fin del mundo

Una tienda donde  vendían

Restos de naufragios

Un cementerio cerca de mi casa

Las suaves ensenadas

Los guanacos de ojos dulces

Las ovejas 

Los lupinos

Y los sueños


24 comentarios:

esteban lob dijo...

...sueños que siempre se reproducen y nos mantienen con el alma rejuvenecida.

Cariños.

Don Pisador dijo...

gracias por la visita! saludos!

Luis dijo...

Recuerdos de infancia, cuan gratos son, quizás los únicos puramente inocentes.
Hermoso el verso es una fotografia de Magallanes.
Un abrazo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

Adolfo Payés dijo...

la nostalgia viva de tus letras.. me gustaron tus versos..

Saludos fraternos
Un abrazo
Que tengas un buen comienzo de semana

Común dijo...

Hola!!!!!

Feliz día del niño/a!!!!

Un súper-abrazo de oso y veo que estas bien.......

Ana dijo...

Frases que me llevan,una a una, al sur del sur.

Selma dijo...

¡Qué lindo escribes, Pamela!
Estos versos entrelazados llenos de recuerdos, de vivencias...
Besos Cálidos de allende los mares..

Jesús dijo...

Todo eso me hace revivir un viaje inolvidable por esa tierra tan especialmente dura pero tan sensiblemente cálida a pesar del frío que a veces penetra hasta el tuétano de los huesos.
Recuerdos imperecederos que ya siempre me acompañarán.
Gracias por estos retratos literarios que tan fielmente nos regalas.
Besos y si Dios quiere por supuesto que leeremos Las uvas y el viento, aunque para mi sería todo un placer si tuviera tu correo mandarte algún poema de Neruda para ti .

SUSANA dijo...

Infancia en Viña, Reñaca, Con-Con, Zapallares, Papudo...con gusto a sal, cuchuflí, coco pelao, helados Savory, leche chocolatada Soprole, las ayuyas...el agua fría y los gritos del primer chapuzón, las tardecitas en el Samoiedo (costumbre que se mantuvo siempre)...todos esos recuerdos de infancia, los despertaste Vos, Pam, con estas bonitas letras!

Un enorme Abrazote de cabra chica!

SUREANDO dijo...

Pamela: todo eso me traje yo también y del mismo lugar.
Me traje el recuerdo del viento que no me dejaba avanzar; el campo de margaritas; los cielos más hermosos del mundo...y tantos, tantos recuerdos.
Gracias por el poema.
Un abrazo

Angélica dijo...

Tus versos reflejan todo lo que debe ser ese lugar. Me gustó. Aunque un poquito triste, será la nostalgia que lo inspiró.

Besitos amiga.

Goathemala dijo...

La niñezdebe ser un común patio de juegos pues siendo nuestras infancias tan distintas en los geográfico, me reconozco en tus versos.

Y precisamente te escribo desde el pueblecillo andaluz donde nací.

Un abrazo.

TRANSFERENCIAS dijo...

Que belleza amiga de poema, tan lleno de ti, de lo que has sido y de lo que eres, no se espera menos, bellas imagenes, recuerdos, emociones, una hermosa construcción poética.
Abrazos y felicitaciones...

Cynthia dijo...

Dear Pamela, I do hope you get a chance to try the pork recipe.

I have not done anything with the colour on my blog. Please refresh the page the next time you encounter that problem. It simply means that the page did not load properly.

abuelo Andrés dijo...

Que bonitos y gratos sueños que te han hecho memorizar nuevamente aquellas nostalgías,son unos versos muy preciosos y bastantes tiernos para no olvidar.
Saludos.

Ulysses dijo...

Gracias por compartir tus recuerdos de la infancia, bello poema

Saludos amiga

galatea dijo...

Amiga, ayer estuve visitándote de manera silenciosa (como siempre), pensé que la proxima vez que ande por la capital deberíamos (me gustaría)encontrarnos y tomar un café.
Muchos cariños. G.

madrisan dijo...

Así nos encontró el recuerdo, sonriendo y tomados de la mano:
tu vestida de lindas trenzas
y ojos de cielo abierto y
yo amarrado a una silla
pero siempre sonriendo.

Ahora entiendo ese refrán: "el que come calafate ha de volver."

Tu, mi bella amiga, me llevaste a Punta Arenas, y no había ni nieve, ni viento, ni frió; pero tantas flores fulminantemente vivas: rojas, verdes, azules y amarillas abrazando ese patio enorme del misterioso colegio donde nos conocimos.

Y como solemos decir en Houston, "Viva Pan Duro."

See you soon a la vuelta de la esquina,

Ramon

fonsilleda dijo...

¿Qué tendrá vuestro Sur?; lo que parece obvio es que, por lo menos, tiene magia. Me parece estupendo, así como tus letras.
Gracias por pasarte.
Bicos desde otra tierra mágica.

Cecy dijo...

Siempre florece los sueños de la niña que llevamos muy dentro.

Precioso.

Besos.

MNB dijo...

¡Qué lindo poema escribiste y qué excelentes comentarios de los visitantes!

Un abrazo.

Roxi dijo...

Que lindo poema, el entorno en dónde creciste es frío, pero las emociones que ahí surgieron y la nostalgia que ahora las recrea, traen una nostalgia que es muy reconfortante.
Abrazo !

Marcelo dijo...

Qué belleza Pamela! Realmente una hermosura. El sur, del sur...me encantaría ir por allí!
No sé por qué no funciona el enlace con mi blog. Decir que por las dudas me doy una vuelta a ver en qué andas, sino me perdía esta maravilla.
Un beso

Pilar "Camino del sur" dijo...

Precioso poema, el que retrae a tus lecturas a sus propias querencias.

Cariños