jueves, 3 de septiembre de 2009

Santiago de Chile en Invierno


He escuchado decir que Chile más que un país, es un paisaje.


Hace unos días  leí en un periódico que un viajero ha dicho que una de las experiencias más inolvidables que ha vivido es despertar en Santiago de Chile después de una lluvia intensa.  La Cordillera de los Andes se nos devela enteramente blanca y el aire límpido nos recuerda mejores tiempos.  Hoy en día el smog, si bien ha sido disminuido en los últimos años, no deja de ser una amenaza para la salud de los habitantes.  En verano desaparece por efecto del calor, pero también desaparece parte importante de la nieve que hoy  cubre las montañas.  

Los chilenos extrañamos dolorosamente la Cordillera cuando nos alejamos de nuestro terruño y no es sólo por su belleza, mal que mal, ella siempre está allí, como una madre recostada a nuestras espaldas nos observa, nos contiene y nos alimenta.  Los chilenos seríamos muy distintos sin esa cordillera que nos separa del mundo. 

30 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Interesante país.. un día lo conoceré.. bellos sus paisajes..


Gracias por compartir

Un abrazo
Saludos fraternos

Cecy dijo...

Es imponente.
Preciosa.

Nosotros la vemos del otro lado, cuando nos acercamos un poco.

Besos.

Selma dijo...

Viví y amé esos Paisajes a través de mi Mamá Política, dulce ella, dulce su acento...
Besitos , Pamela, muchos...

esteban lob dijo...

Hola Pame:

Tantas décadas de cordillera en el entorno, no me hacen imaginar una vida sin ella. No obstante la veraniega ausencia de nieve o el smog que a veces nos dificulta verla. A propósito de lo que comenta Cecy, es rara la experiencia de apreciarla desde Mendoza...al otro lado.

Cariños.

Luis dijo...

Concuerdo contigo, no podria vivir tranquilo sin la cordillera a mis espaldas y el pacífico al frente, son las dos fuerzas naturales que nos definen.
Un abrazo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

Goathemala dijo...

Una preciosidad de foto, impresionante. Tengo ganas de visitar Santiago, acabo de venir de vacaciones del otro Santiago, el de Compostela en Galicia.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Cuando vaya a Tierra de Fuego aprovechará para ver Santiago. Claro que si.

Besos.

Marcelo dijo...

Fijate qué curioso, compartimos la cordillera y la siento más de ustedes que nuestra, con perdón de nuestras provincias cordilleranas. Es que como bien decís, es una referencia inevitable para ustedes, no tanto para nosotros, los rioplantenses.
un beso Pamela!

Angélica dijo...

Sin duda nuestra cordillera es una de las maravillas de nuestro país. Ya lo dice el Himno Nacional: "Majestuosa es la blanca montaña".

Me encanta verla luego de un día de lluvia. Preciosa tu fotografía. Tengo el sueño dorado de ir a conocerla de más cerca. Pero no llegar hasta la nieve de Farellones, sino que sólo disfrutarla en sus faldeos cordilleranos. Y un sueño más grande aún (más grande que tu sueño del bonsai), es ir a Mendoza y atravesar la cordillera. No sería como lo hizo Manuel Rodríguez, pero me encantaría poder evocar los lugares que él recorrió en su lucha por nuestra Independencia.

Muy alusivo a nuestro mes de la patria. Me encantó.

Besos.

El Guanaco Volador dijo...

Querida Pamela, gracias por tus palabras.

Dos abrazos y cuatro besos

TriniReina dijo...

Estoy segura de ello. Sin esa maravilla que admiraís cada despertar, no os sentiría igual, La tierra tira, incluso un paisaje anodino nos atrae si es el nuestro, así que con esa maravilla detrás, ni me imagino...

Saludos

Manel Aljama dijo...

Acertado en lo de "más que un país", un precioso paisaje diría yo. No he tenido el placer de visitar Chile, pero con las fotos y tu escrito te comprendo perfectamente. El nombre y un montón de cosas te marcan, pero el sitio también. Después de leer esto, estoy convencido que sin cordillera Chile no sería Chile.

Roxi dijo...

Es hermosa la cordillera,la disfruto al máximo las pocas veces que puedo verla. Y subir el San Cristóbal post una lluvia es una experiencia muy linda, ver la cordillera y la ciudad completa, limpios en detalle.
Me gusta la cordillera, creo que moldea mucho nuestro car´ñacter eso sí, quizás por eso tendemos los chilenos a ser más bien aislados, a poner una arrera primero. Pero quizás somos igual que ella, con una lluvia nos dejamos ver.
Abrazo !

Cynthia dijo...

Dearest Pamela, it is always a pleasure to have you visit.

Love and hugs to you always.

Isabel Estercita Lew dijo...

Pame, gracias por tus palabras en mi Botiquín para la Botiquina. Viene a verte y me encontré con tu hermosa cordillera, la que desde aquí la trato de cuidar.
El oro no vale lo que el agua y la vida, las fronteras no interesan, son nuestras cordilleras.
Besotes Pame!
Estercita

Caiocito dijo...

Hola,
Me estraña chile.
besos brasileños!

MNB dijo...

Hola.
Nací con la cordillera encima y la veía cada vez que miraba por la ventana.
Cuando voy a un país "plano", me siento indefensa.

Muy linda la fotografía.

Cariños.

Alyxandria Faderland dijo...

Ah, el sur, levantarse y ver las montañas nevadas, el olor del viento blanco, el frio que te quema, el aroma de la madera en la estufa....
que delicia.
Asi que te gusta Crtazar? yo me enamore de el a los 13 años, cuando una mestra un tanto despistada me dio a leer final de juego y fue amor a primera letra

Alvaro en OZ dijo...

la cordillera de los Andes es majestuosa, es un espectáculo natural impresionante que debemos valorar

Saludos!!!

LAnita dijo...

Definitivamente creo que la cordillera, como una madre, nos moldeó el carácter a los chilenos, para bien o para mal. Un besote.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador, simplemente...

Saludos y un besazo!

paola dijo...

que rico dia... esos si son lindos en santiago! veo que estas disfrutando de otro santiago!!! que ricooo!
besos desde elpaine
paola

Ma. Antonieta dijo...

Gracias por echarme de menos, el blog de fantasmitas esta en status quo, he tenido unos meses de gran dolor, pero enviame tu mail y te invito a mi nuevo blog que reemplaza a A hui ho.
Carinos.
Aproposito, si la Cordillera es nuestra y es absolutamente parte importante de nuestra pachamama, cada vez que regreso a mi pais ya sea por mis viajes de trabajo o paseos familiares, me da cosita ver la cordillera, es ahi cuando realmente me siento que llegue a casita.

Abuela Ciber dijo...

Hermoso tu país y esa cordillera que hablas.
Viniendo en avion desde Panamá hacia Santiago, ni te imaginás la belleza de ver el Aconcagua emergiendo entre las nubes y luego ahí abajo bellamente rescostada en la cordillera como tu dices tu hermoso país se veía desde el mar, la cordillera de la costa y LOS ANDES magnificos, era algo que te dejaba sin aliento.
Tiempo despúes viajando hacia el sur en tren de gran comodidades, mi compañera era una joven chilena y comentabamos eso la belleza de ver a Chile desde el aire.
No recuerdo si es un poema o relato pero si que decia que Dios fue dejando en cada país diferentes riquezas y al 7 día llego a la cordillera y ya cansado dejo caer para el otro lado cantidad de riquezas que aún le quedaban en las manos.

Cariños

Isabel Estercita Lew dijo...

Pame, no sé cual de tus blogs usás, disculpame es que a esta hora ando medio lenta de ideas. Gracias por estar

Estercita

SUSANA dijo...

Es bellísimo Santiago en invierno, Pam!

Y por supuesto, compartimos la vista, siempre distinta desde Chile o Argentina, y cada vez maravillosa!

Mil besitos guapísimaaaaaa!!!

Ana dijo...

Conozco Chile por lo vivido hace muchos años en la zona central. El resto, norte y sur por el amor a su tierra de amigos chilenos . En todos los casos, y a pesar de las diferencias, el mismo Chile: bello, poético, profundo.
Un abrazo, Terita

maracuyá dijo...

Pamela...
he estado en Chile en el verano y me ha fascinado. Fui para cumplir mi sueño de conocer la casa de Isla Negra y descubrí muchas cosas que me atraparon, entre ellas, el pueblo chileno. Esta vez no llegué a Santiago, pero quiero hacerlo un día.

La Cordillera es un paisaje que me tiene prendida desde siempre...la he recorrdo mucho del lado argentino. Cruzarla fue una de las experiencias más emocionantes de mi vida.

Gracias por tu visita...mi casa es tuya.

Un abrazo sin límites.

Lechuza dijo...

Los chilenos no seríamos chilenos sin esa cordillera que nos separa del mundo...
Ahora, Chile más que un paisaje, es una familia.

sol dijo...

Hoy, tras un día de lluvia, vuelve a aparecer la cordillera nevada. Que lujo poder apreciarla desde mi ventana.