jueves, 25 de junio de 2009

Mi Rayuela

Cada vez que me cambio de ciudad viaja conmigo mi Rayuela, mientras ordeno mis cosas y mi mente, me refugio en este libro. He tenido que comprar un nuevo ejemplar, por que éste apenas resiste la lectura, pero igual me empecino y vuelvo a repasar con cariño sus hojas, es un viejo compañero.   Ahora se me hace más cercana la Maga, con su pasado montevideano, no podía ser de otra manera.

En eso estaba,  cuando apenas había llegado a Santiago una querida amiga vino con la noticia inesperada de unos papeles que hoy recorro con curiosidad y hasta con un poco de miedo.  

Un escritor que admiro comentó largamente en el diario del domingo este nuevo ataque editorial de Aurora Bernárdez . Supongo que habrá mucho qué decir desde la lectura docta y crítica. Yo me remito a   mi doméstica visión y me declaro emocionada y hasta agradecida de Carles (que no  Carlos) y Aurora: la impresión de saber prologado un libro del Gitano Rodríguez sería suficiente para mí. Pude imaginar a esos dos enormes Cronopios acomodados en un café del Boul' Mich intentando descifrar los misterios de ese futuro que no alcanzaron a ver (y que nosotros tampoco).

Pero si además habla de París veinte años después y Roxi piensa en mí, ya siento que este libro tiene mucho sentido y si luego llegamos a Rayuela, siempre Rayuela, con una explicación que me estremece, aunque por ahí alguien dirá que está sobrando.  Ya todo queda perfectamente entretejido y bien valió ir pasando por la librería y verlo al libro allí sentadito en la vitrina, por que aunque mi amiga me lo había dicho , yo como que no podía creer tanta maravilla, otra vez Cortázar, nuevo, con páginas desconocidas, con Lucas y sus historias hilarantes y otras de Cronopios, que cómo iba uno a saber.  

Me tengo que ir, me esperan Calac y Polanco, si los dejo mucho rato solos Polanco se llevará más de un libro, ya saben, es su costumbre. Y el pobrecito de Calac estará indigestándose con el queso y las galletitas.


15 comentarios:

Roxi dijo...

Me emociona esta entrada !!!!

Que lindo como todo se entrecruza, las vidas, los autores, las caminatas por las grandes ciudades, tan diferentes pero tan iguales todas.

Un amigo desde Madrid me comentó por mail de este libro, y mi papá me lo trajo de regalo desde Buenos aires, sin que ni siquiera se lo mencionara.

Por que saben lo loquita que soy por Cortázar.

Cortázar conecta a tanta gente ...

Yo he disfrutado cada palabra, cada letra, pero voy de a poco dosificando, no quiero que se acabe.

Me estremece tanta diversidad, lo lúdico, absurdo que hay en las historias de Lucas, en la amistad de los niños - hombres de Polanco y Calac.

Pero también la tensión, el dolor dulce de relatos como "Ciao, Verona".

Encontrar un capítulo suelto de "Libro de Manuel", por el que llegué accidentalmente a Cortázar a los 14, cuando había vivido tan poco, y me maravilló a pesar de su crudeza.

Tiene un universo tan rico, se pasea por dimensiones muy diferentes, pero todas en su estilo único, ese sentir tan propio.

No sabes cuanto te entiendo, y cuanto me emociona leer esta entrada.

Abrazo !

Goathemala dijo...

Hace mucho, era un adolescente, cuando leí Rayuela, me gusto pero creo que no le saqué el jugo debido. Los libros se exprimen mejor a determinadas edades.

Desde hace un par de años Cortázar me llama. En las esquinas me aguardan cronopios. Y creo que el señor que almuerza en la esquina del restaurante al que suelo acudir es el petiforro solitario de Calac. Estoy seguro.

Sí, va a ser hora de releer Rayuela.

Este verano espero tener tiempo y me fascina ver todo lo que te gusta. Me encantan los libros sobados...

Un abrazo, amiga.

esteban lob dijo...

Hola Pamela:

Me alegra que vuelvas a escribir de regreso en tu tierra.

Un abrazo.

Ulysses dijo...

Rayuela es un libro de cabecera. los lleva a todas partes.
Bienvenida a Chile, gracias a opiniones como la tuya, he decidido continuar el blog

Saludos amiga

amor y libertad dijo...

un libro maravilloso que no he leído

Marcelo dijo...

No puedo leer con tranquilidad sin implorarte que busques mi "periplo de Rayuela" es una entrada que está un poco más abajo en mi blog. Es que cuando vi la foto de la tuya, me quedé duro.
Bueno ahora voy a leerla.
Un beso

Caminarsingluten dijo...

Hace ya años que leimos a Cortázar, y vemos que tu no lo has leido, sino releido y releido.

Nos alegra volver a leerte y esperamos que poco a poco dejes de ser "extranjera en tu tierra".

Besotes,

Ana y Víctor.

Marcelo dijo...

Ya entendí lo que sucedió. Cuando vi a aquella "Pamela" no pensé que fueras vos, porque no sabía que habías vuelto a escribir. A la dueña de Vanellus Chilensis la capté más tarde! Y fue una gran alegría saber que volviste...(te mandé un mail, lo viste?)

Angélica dijo...

Pamelita yo no he leído Rayuela. No puedo opinar. No entendi mucho su post. Tendré que leerlo (el libro). Mi hermano Iván lo leyó y me dijo que era buenísimo. Lo leeré y volveré a este pont. Lo prometo (no prometas nada que no puedas cumplir).

Besos amiga.

miralunas dijo...

hola, tera! que no se agosten tus alas y nunca se te pierda el nido!
vengo desde la menos idea y me ha encantado llegar...
un abrazo!
volveré con recetas tu otro blog y a este para caminar tus vuelos....

Cynthia dijo...

Hello my friend. Thanks for your good wishes.

How are you?

Alvaro en OZ dijo...

Ese mismo libro, esa mismísima edición, con su tapa negra y su dibujo está el estante de los libros de mi padre. Me imagino que hace años que nadie lo ha abierto, quizás esperando al lector correcto.
Saludos

galatea dijo...

Mi estimada Pamela. Si que es un gusto leer tus post, llenos de afectos y dulces nostalgias... y yo también nostalgio, porque "Rayuela" lo leí por primera vez durante un reposo obligado, al 7º mes de mi primer embarazo, joven y lejos de mi país... Tengo las imágenes de ese verano sobre la cama, gozando el libro... tengo las imágenes de "Rayuela" por dentro, como lo iba proyectando mi mente en ese telón tan íntimo que es nuestra emotiva imaginación... pasaron cerca de 20 años y pude otra vez leerlo completo, comparando el recuerdo con esta nueva lectura, ansiosa por llegar a ese capítulo y al otro... para redescubrir cosas... Así ha sido "Rayuela" para mi. Muy cerca lo tengo, ahora de hojas amarillas.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Relamente excelente el comentario. Y resume mi sentimiento al respecto.

Saludos!

Pamela dijo...

Hola Anónimo/a: Por su vuelves a pasar por aquí te dejo un saludo, por que es una lástima no saber quién eres, aunque puedo suponerlo, pero nunca se sabe....