jueves, 28 de agosto de 2008

García Lorca en Buenos Aires

Por esta ventana miró Federico cuando nos vino a visitar el año 1933. Hotel Castelar, habitación 704. Aquí vivió buena parte de los seis meses que pasó en Buenos Aires. Venía por un período más corto, pero su éxito fue inesperado, Buenos Aires adoró a Federico, se estrena Bodas de Sangre en el Teatro Avenida. Federico da conferencias, se encuentra con otros poetas, dan el famoso discurso "al alimón" con Neruda en honor a Rubén Darío.

Han pasado setenta y cinco años y ahora estoy yo aquí tratando de encontrar su presencia: tarea inútil, sólo lo encontraré en su poesía. Pero me gusta estar sentada en esta entrada del Hotel Castelar e imaginarme su paso alegre, vestido de blanco con su sonrisa de niño.


La Avenida de Mayo me sabe a pasado y a Federico. Camino hasta el Congreso, voy y vengo bajo el sol y me olvido que estamos en el siglo veintiuno.



Mirar hacia arriba es la consigna cuando se camina una ciudad, gozar los detalles. Federico está aquí.

-------------------------------------

Federico le escribe a sus padres: "....ya se celebró el estreno de Bodas, que constituyó por la prensa que os mando por barco un verdadero escandalazo. Yo no he visto en mi vida una cosa igual de entusiasmo y cariño. El gran teatro Avenida es como diez veces el teatro Español de Madrid y estaba totalmente ocupado por una muchedumbre......"

22 comentarios:

galatea dijo...

He sentido la presencia de esos seres en esos lugares que habitaron por años o sólo por un instante, como tú lo describes. Esos lugares se transforman en espacios sagrados. Un ejemplo, la sencilla y solitaria tumba de Vicente Huidobro en lo alto de un cerro de Cartagena, casi en el patio de atrás de su casa, con vista a la bahía coloreada por botecitos amarillos. Un lugar sublime, místico... ahí sola, sorprendida y emocionada con mi hallazgo.
Gracias por compartir este lugar y su secreto.

Marcelo dijo...

Podés creer que esta entrada la tengo dando vueltas hace meses? Pero la tuya es mucho mejor de lo que tenía en la cabeza...
Estuve en el Castelar almorzando, para preguntar distraídamente por el cuarto de federico. Parece que lo abren al público muy de vez en cuando.
Muy buenas las fotos también Pamela!
Un saludo...

Angélica dijo...

Me encantó la foto. Me gusto la ciudad, el paisaje. Si, tienes razón, no hay como mirar bien la ciudad. Siempre se encuentra algo diferente. Qué bello me resultó tu intento de seguir los pasos de García Lorca, me hizo recordar cuando yo intenté seguir los pasos de Benedetti, cuando estuve allá en Montevideo. Qué ganas de volver con mi cámara actual para tomar fotos como las tuyas.

Un beso querida amiga.

Diana Puig dijo...

El gran Federico García Lorca decorado con tu hermosa ciudad, bonito regalo...En el colegio intentaban los profesores de literatura abrirnos ese corazón que es un poco inútil pero que gotea luz y pasión cuando lee poesía, ellos adultos lo sabían nosotros muy jóvenes ignorantes, íbamos cayendo a cuenta gotas en la tentación, los que nos adelantábamos a leer antes de acabar el curso también acabamos enamorados. Es el único riesgo que tiene la poesía que acabas amando demasiadas cosas, eso si una vez conocido y entrado en ese mundo, ya no puedas dejar de sentir su magia. Precioso Post, un abrazo didi.

Sureando dijo...

Adoro lo que haces, yo trato de buscar lo mismo. Una vez programé un viaje a Lautaro sólo para ver la Calle Comercio que menciona Teillier en sus poemas, respirar el aire de un pueblo que parece el far west olvidado. De ahí hicimos el recorrido hacia el mar pasando por Labranza, Nueva Imperial, Carahue, nada más que para hacer el recorrido que hacía Neruda en su infancia para llegar al mar de Puerto Saavedra y tratar de sentir su presencia o los sentimientos que él describe en su "Confieso".
Todo esto en la más completa ignorancia de mi familia, que sólo hacían mi voluntad. Después les conté, pero ya se imaginaban que era algo así.
Ahora estoy tramando otro viaje de similares características en pos de otro escritor. Te contaré.
Un abrazo apretado.

Ana dijo...

Hola Vanellus
En verdad es mi séptimo hijo. La vida misma me lo apadrina. Sólo espero que aulle bajo la luna llena, se convierta en lobo y regresa alguna vez a buscarme. Le besaré los colmillos.

Confieso que tengo cierta debilidad por los poetas chilenos. Y acabo de caer en otra trampa, seducida por las palabras. Triste destino el mio. Vivir y seguro, morir, abrazada a la palabra dicha.
Un abrazo.

Marcelo dijo...

Qué bueno que pudiste entrar al cuarto!! (y gracia spor los comentarios...)
Un beso

Matvi. dijo...

¡Qué buena entrada!
En mis años mozos mi arma de conquista era declamar "Muerte de Antoñito el Camborio".
Mal no me iba, debo confesar.

María del Carmen dijo...

Es cierto lo que ha publicado, todo lo qu epuede dejar un ser cuando Es!

le invitoa retirr lso 12 premios que he dejado en agradecimiento a susu comentarios y visitas, por lo tanto para llevarlso a casa pasar por

www.walktohorizon.blogspot.com

adema´s le invito a ver los nuevos posts de mis otros blogs

www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

caricias para el cuerpo y el alma

www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
imperdibles tés de flores y más

www.panconsusurros.blogspot.com
una singular historia de inmigrante...

www.newartdeco.blogspot.com

exposición y explicación de tres trabajos.

le saluda y deja paz mary carmen

esteban lob dijo...

Y me cuelgo de lo que dice Galatea acerca de la llamada "tumba del poeta" en Cartagena,(el Cartagena de Chile).

Es una tumba sencilla y solitaria, efectivamente, pero que nos hace adentrarnos en lo que fue parte de su vida.

Ulysses dijo...

Bonito lugar, se juntaron 2 grandes poetas, Para homenajear a Rubén Darío. Que Buena Entrada.
Yo publiqué el famoso discurso "al alimon" el 27.11.2007

Saludos

MNB dijo...

Me encanta García Lorca, especialmente sus poemas (Poema de Cante Jondo) y su teatro.

¡Qué romántico mandar una obra por barco!

Fue muy prolífico a pesar de haber muerto a temprana edad, ejecutado durante la Guerra Civil.

¡Qué pérdida!

Pamela: Preciosas las fotografías y muy lindo el artículo. Gracias.

Abrazos.

Goathemala dijo...

Te agradezco mucho la reseña, me despierta gran curiosidad, yo nací cerca de Fuente Vaqueros.

Saludos.

josep estruel dijo...

De pequeño la única manera que tuve de saber quien era Lorca fue a traves de mis padres,y con en silencio y el secreto propio de una cruel dictadura
Lorca buscaba siempre expresar lo universal a través de lo particular; sus personajes dramáticos y poéticos siempre parten de circunstancias muy concretas.

Tal vez sea curioso para muchos, no para un argentino, que la única voz grabada de Federico se encuentre en una radio argentina, cuyas palabras emocionadas fueron: «Nadie sabe, ni se imagina la emoción simple y profunda que rodea mi corazón como una corona de flores invisibles, al saber que en estos instantes mi voz se está oyendo en América y que, sobre todo, está vibrando en Buenos Aires enredada en el gran altavoz del bar o disminuida en la pequeña radio que tienen en su cuarto de estudiante o la muchachita que hace escalas en su piano. ¡Salud, amigos!».

Estas simples y emotivas palabras fueron emitidas desde un teléfono de Madrid y captadas por Radio Sprendid de Buenos Aires, en octubre de 1933 a punto de viajar hacia Buenos Aires. Nótese que llama América a Argentina y países vecinos, ¡cómo debe ser!, término monopolizado hoy en día por el gran país del norte.

Un saludo desde Catalunya.

josep

Clarice Baricco dijo...

Yo creo que sí lo encontraste. Qué lindura de experiencia.


Besos

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!!

Tengo un ritmo lento, no se si encajo en este mundo, pero a mi ritmo jamás abandono………y aquí estoy de nuevo.

¡Que bueno!!!!!!!!! Lo tuyo y que linda es Buenos Aires.

Un besote y abrazo de oso.

galatea dijo...

El tour literario, el tour poético, el tour de los artistas, conocidos y no tan conocidos o famosos. Hubo tiempo de grandes caminantes y viajeros, sus experiencias quedaron en sus poemas, cuentos... y en sus diarios de vida, es el caso admirado por mi de Luis Oyarzún, parte de todo ese grupo de Neruda, en el fondo él era el padre espiritual y de tertulias de todos esas almas inquietas. A Luis Oyarzún le gustaba viajar, caminar, en bicicleta, en moto y más tarde en una vieja citroneta, por todos los alrededores de Santiago, de la V Región, Chiloé, Valdivia, Inglaterra... los cerros, las campiñas... seguir su huella... la de Teillier, la de Roka... una interesante forma de planear las vacaciones.

Y para ampliar los gustos melómanos, un viaje al pasado.
cariños Galatea.

Cynthia dijo...

It's beautiful my friend.

Roxi dijo...

Pamela !
Siempre es bueno recordar a Federico, mi alma se reconforta en sus letras.
Cuando vuelva a BsAs (espero que pronto, cruzo los dedos) sin duda lo uscaré en el Castelar y en sus alrededores, aunque sea una búsqueda inútil. No por eso podemos renunciar a ella, aunque claro, terminaremos encontrándolo en sus textos.
Si pasaste por mi blog tiempo atrás, sabrás que yo lo busqué en granada, en la casa de verano de su familia. Todavía sueño con su habitación, con su escritorio, con la vista de la sierra nevada (en mis sueños no está tapada por los edificios modernos).
A los 14 años cuando empecé a leerlo, me namoré automáticamente de él, de su musicalidad, de sus emociones en carne viva. He llorado, como no hacerlo, al releer o al ver una interpretación de Bodas, o de la Casa de Bernarda, etc.
Incluso en una época me sentía adentro de "Así que pasen 5 años", mi vida era la leyenda del tiempo.
ahora quizás soy menos intensa, pero sigo disfrutando de todas sus obras, teatro, poesía, leyenda, etc.
Y esa mirada ...
¡Qué bueno pasar por acá!, gracias por este momento !!!!
Oye una pregunta práctica, y la habitación 704, se puede reservar y cuesta un hojo de la cara, o la tienen tipo sala / museo, abierta para quienes pasen por ahí????
abrazo!

Roxi dijo...

quise decir ojo, no sé por qué puse esa h entremedio ....

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Inspira un poco estar en un espacio que una vez habito a alguien como Federico Garcia Lorca no?

Caminarsingluten dijo...

Muchas gracias por los comentarios en nuestro blog, hace unos días que regresamos de vacaciones, pero por distintos motivos permaneceremos alejados del blog y de la blogosfera una temporada un tanto larga.

Como siempre magníficos tus artíulos y en esta ocasío nada más y nada menos que García Lorca... ¡que más podemos pedir!.

Besotes,

Ana y Víctor.